escritor

Tú tienes que entender una cosa. Has hecho de ella un personaje, perdón por ser tan directa, pero has hecho de ella una imagen difusa.

La pones a ella como si fuera a cambiar y eso no pasará porque ya lo hizo. Estás enamorado de un personaje, porque esa chica ya no existe sino en tu mente. Ahora, ella es eso que tienes de novia, no tu historia fantástica.

¿Dime si me equivoco?

Anuncios
escritor

Sentía que mi corazón el cual fue roto por un humano, se reparaba y bombeaba cada vez más rápido. Por estas razones pensé «¿cómo puedo estar muerta si mi corazón está latiendo?», lastimosamente el no podía leer mis pensamientos sino sabría que era imposible no enamorarme de él. Pero si podía sentir lo que yo sentía: miedo, incertidumbre, amor.

escritor

lo llamaré “dueles”.

Y entonces, ¿todo esto qué?
y entonces, ¿cómo quedamos tu y yo?
¿no disque había valido la pena?

¡Era de esperar! Tú tienes a alguien y vaya que la quieres
Y bueno yo solo soy un cero a la izquierda.
¡Vaya que duele! pero ¿qué hago?

No puedo desaparecer de la nada todo lo que siento, tampoco obligarte a quererme.

No puedo hablarte borracha al teléfono, moriría de vergüenza al siguiente día.

Tampoco es que me guste tomar demasiado.

Entonces, ¿Qué hago? ¿Te olvido?

Consideraré mucho la última opción.

escritor

Me pierdo en ti.

Te sigo pensando a cada instante, a cada momento que veo una foto tuya en mi telefono, a cada que entró en redes y veo tu contacto.
Te busco en los “para siempre ” que nunca tuvimos y en los besos que siempre anhelé.
Te busco en las fotos que no obtuvimos, en los chocolates que no nos regalamos, en los bares, en los restaurantes, en los lugares a los que no fuimos.
Te busco caminando a la orilla del mar.
Te busco en cada atardecer, en las noches con un café y en las mañanas cuando el sol toca mi ventana.
Te busco en la letra de una canción.
En los rincones de mi habitación, en el espacio vacío de mi cama y en el frío de afuera en la madrugada.
Te sigo buscando y me sigo perdiendo.
Y tú, no vienes.

escritor

Ella era fácil.

Tan solo debia ir a su casa con una sonrisa y todo se arreglaba. A comparación de mi, yo me hago de rogar un poco más

Era menos doloroso besarla, no tenía grietas en los labios .

Ella era fácil de acariciar , no temia.

Yo era el ángel con las alas rotas.

Ella era puntual, yo siempre llegando tarde a todo.

Ella era todo lo que él quería.

Eran sus ganas de vivir, sus risas y su manera de disfrutar el mundo. Yo solo me quejaba.

Eran sus “te extraño” y sus “te quiero” constantes. Yo a duras penas le decía que lo quería .

Era su forma de vestir de color.

Eran otros ojos a los que mirar.

Eran años pasados junto a él.

Eran sus ganas de vivir contra mis malditas ganas de morir.

Era su té y no café.

Ella era todo lo contrario de mi y ganó.